#4

Hiroshima01.jpg

“Puedo quedarme pensando que se pudo haber salvado, que pude haber hecho más, no se, quizás, simplemente quedarme sabes?, como se queda uno en plena protesta, uno hace huelga, he visto la resistencia, en mi familia son fuertes…”

“Tú no puedes obligar a nadie a que te siga amando ni que siga luchando, la audiencia no tarda mucho en responder, lo saben todos-“

wp-588-hiroshima

“De alguna manera se compara con la química no?, uno se inventa fórmulas y combinaciones para ver cual de todas funciona, te aprendes la tabla y vas juntando los elementos, si algo sale mal pues quitas uno y ya, a empezar de nuevo. Al menos creí que era así, por mi las cosas hubieran sido diferentes o las mismas, nunca tuve miedo de aguantar la tormenta, la tormenta me da miedo, si, pero aguantarla no, son cosas que pasan.”

main-industrial-promotion-hall-after-bomb-0806.jpg

Mientras nos sentamos a tratar de re-armar el rompecabezas, sabiendo que falta la pieza más importante, dejamos ese espacio vacío y recordamos la guerra. La guerra se había llevado toda mi ciudad, el cielo que antes era celeste como la bandera, ahora era lana vieja, ploma, tóxica. A lo lejos corrían los recuerdos más inocentes, los disparaban con fusiles dejando caer sus cadáveres en el pozo donde toda la memoria putrefacta mandaba con el viento su aviso “Sigo aquí”. Ni siquiera las lágrimas habían salvado el terreno infértil, risas de niños en edificios vacíos, sin paredes, sin ventanas, madres llorando exclamando solución, sin saber que ellas mismas los abandonaron.

hiroshima-mon-amour-images-2a643550-92a3-4dc7-a75f-8e19acf02c7

“La carta que le dí no era una despedida, era un nomeolvides, porque darle la flor no hubiera servido de mucho, las flores mueren. Y pensar que ya ni fotos quedan, solo canciones sugestivas y sueños donde mi impotencia de no verle la cara me persigue. Me persigue.”

UnderMuseumSmall.jpg

“Mira estas piezas rotas, pensé que entre los escombros encontraría mi corazón, pero lo sigue teniendo, no se si lo cuida, quizás está en un cajón lejos de sus cajones, en un cuarto lejos de su cuarto, allá afuera en un charco. Todavía recuerdo cuando yo lo tuve, y cuando sostuve su mano fingiendo ser uno, todo era broma antes, antes de la destrucción la gente sonreía y bailaba con quien le daba la gana, ahí en la oscuridad del escenario lo veía sentada, pensando si ya había encontrado mi lugar en este pueblo, sabiendo que aún hasta hoy me sentiría sola.”

Hiroshima-3.jpg

En los escombros encuentro un poema viejo, impreso por mi madre, que dice ser de Jaime Saenz:

Quisiera irme lejos de ti, lejos del mundo, a unas ciudades oscuras,

sumergidas en el olvido.

Para hallar el terror, el misterio y la ausencia,

Para suspirar lejos de ti.

Y mirarte desde muy lejos, con los grandes ojos del silencio.

Esconderme de ti, y dormir un sueño interminable.

Quisiera llevarte conmigo, a unas ciudades de sosiego.

Navegar contigo, mirar el mar en lo profundo,

imaginar cosas hermosas y profundas.

Encontrar el verdadero sentido del llanto.

Descubrir la razón por la cual yo te amo,

y por la cual te amo con llanto.

(Lejos de ti)

  A lo lejos se escucha el bombardeo de los tanques, los fusiles descargando y recargándose, todo lo que pudo haberse salvado se pierde en la niebla de cemento y planes destruidos, espero que retorne y se salve todo esto conmigo, espero en vano, ya se había ido. Es hora de irse.

thw-2011-03-15-19h12m32s124.png

Je te rencontre.

Je me souviens de toi.

Qui est tu ?

Tu me tues.

Tu me fais du bien.

Comment me serais je doutée que cette ville était faite à la taille de l´amour ?

Comment me serais je doutée que tu étais fait à la taille de mon corps même ?

Tu me plais. Quel événement. Tu me plais.

Quelle lenteur tout à coup.

Quelle douceur.

Tu ne peux pas savoir.

Tu me tues.

Tu me fais du bien.

Tu me tues.

Tu me fais du bien.

J´ai le temps.

Je t´en prie.

Dévore-moi.

Déforme-moi jusqu´a la laideur.

Pourquoi pas toi ?

Pourquoi pas toi dans cette ville et dans cette nuit pareille aux autres au point de s´y méprendre ?

Je t´en prie…

(Hiroshima Mon Amour)
-Marguerite Duras

 

Advertisements