#2

1.jpg

Parte del perdón y el saber perdonar que ahora siento es también aceptar lo sucedido como sucedió y reconocernos en aquella parte de la experiencia que habíamos rechazado, o negado, o simplemente olvidado, para recordar la cura.
Esto lógicamente, no funciona en todos los casos, cada paciente responde de distinta manera a un mismo tratamiento, y múltiples tratamientos funcionan de distinta manera en cada paciente.
Hoy soy paciente y médico (medi-cínico) y como tú, busco mi propia cura sin miedo a caer en lo absurdo.
Entiendo que te hayas sentido como siempre te sentiste,
Entiendo que te hayas ido al final, que hayas escapado,
Porque no se puede retener a ningún ser que por esencia es libre,
Entiendo que te hayas sentido presionado miles de veces,
Mi impaciencia nos ganó a los dos,
Entiendo que hayas parecido obligado ante los ojos que nos contemplaron, empujado a una relación para la cual no estabas listo, yo estaba lista, pero no hallaba el momento.
Entiendo que hayas llorado,
Y no supe reaccionar, pues en vez de secar tus lágrimas debí dejarte llorar y despedirme,
Antes de verte sufrir más.
Entiendo que no te haya dado tiempo a olvidar, todo aquello que necesitabas olvidar,
Entiendo que me hayas mentido tantas veces, pues al igual que lo anterior, siempre lo supe pero no supe callar.
Entiendo tu furia, tus ganas de calmarme,
Entiendo no haber sido lo que esperabas de alguien como yo,
Entiendo el peso que puse sobre ti.
Entiendo todo ahora porque me entiendo,
Porque no es mi deber saber si me entiendes ahora tú a mí,
Hoy es un entendimiento que va más allá de los dos, de nuestro ser, de lo vivido,
Como las hojas que vuelan al viento, no le deben nada al árbol que las dejó caer,
Como la lluvia que se dispersa y se hace gotas que chocan contra el pavimento, y no exigiendo perdón caen en silencio,
Silencio,
Entendimiento.
Advertisements